La valoración de la vivienda es ficticia.

La gravedad de estos datos supone que miles de hipotecas contienen un certificado de tasación donde la valoración de la vivienda es completamente FICTICIA. La amplia mayoría de los préstamos hipotecarios se han formalizado mediante una tasación realizada con el método de comparación. Las responsabilidades van desde el tasador, que ha consignado DATOS FALSOS en un documento mercantil, hasta la propia entidad financiera, que debe abordar las más que probables reponsabilidades civiles por incorporar a un préstamo una tasación de estas características. Pero la gravedad traspasa la simple relación entre el deudor hipotecario y el cliente. La mayoría de estas tasaciones se HICIERON con una doble finalidad: establecer el valor de tasación a efectos de subasta y servir asimismo de referencia de valor para las operaciones que la entidad haga posteriormente en el mercado de TITULOS de valor respaldados por esas hipotecas (TITULIZACIONES). Todas las empresas que ADQUIRIERON un título de valor respaldado por las hipotecas concedidas, tienen EN SUS MANOS UN BONO BASURA.

Noticia completa en este enlace de buenjuicio.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s